Por amor al capri

“A todas las muchachas les agradaba ir por allí con jerséis negros, ajustadísimos pantalones Capri, sandalias bajas, pelo largo y ojos pintados de negro, como Juliette Grecó”

Gundula Wolter

 

Sandra Dee ejerciendo de ama de casa en pantalones capri y bailarinas, Audrey hepburn seduciendo en Sabrina enfundada en un atuendo cortesía de monsieur Givenchy, Marilyn Monroe disfrutando de la lectura en un sillón o Briggite Bardot luciendo palmito por la costa azul…

– Bailarinas de leopardo, Pretty Ballerinas

– Bolso shopper, Massimo Dutti

– Pantalones capri, Mango

– Barra de labios “Rouge Coco”, Chanel

– Camiseta básica, Mango

– Escale a Pondichery, Dior

Gafas de sol, Vogue

Reloj, Massimo Dutti

Cine y Moda, un amor eterno

Holly Golightly desayunando en el escaparate de Tiffany´s, Marilyn Monroe seduciendo a Tom Ewell en la boquilla del metro de Nueva York o Annie Hall manteniendo una surrealista conversación con Woody Allen. Si te pasa como a mí y cuando ves esta tres escenas tus ojos se posan en los maravillosos vestidos que llevan las protagonistas no te preocupes, no tienes ningún tipo de problema.

Desde este espléndido petit robe noir de Givenchy, considerado el vestido mas famoso de la historia del cine y la primera de las maravillosas colaboraciones entre monsieur Hubert y Audrey Hepburn, hasta ejemplos mas recientes como el que luce Keira Knightley en “Expiación”, el cine y la moda siempre se han mantenido unidos. Sin embargo, y sin quitar ningún mérito a estos inolvidables trajes, yo añado otros tres ejemplos cinematográficos:

Adrian Gilbert creó este soberbio vestido para la encantadora Tracy de “Historias de Filadelfia”. Largo, blanco, con una linea de pailletes doradas por encima de la cintura y con mucho movimiento, Katherine Hepburn vive con este traje las mejores escenas de esta inolvidable comedia con James Stewart y Cary grant.

La sutileza con la que Ginger Rogers impregna su baile en “Cheeck to cheeck” en los brazos de Fred Astaire, no sería la misma sin la fabulosa mezcla de paillettes y plumas que se mueven al son de la música y los giros de la bailarina.

 De verdad, no podría quedarme solo con uno de los vestidos que ha lucido Lauren Bacall en todas sus películas pero digno de mención es este admirable traje negro que luce en “Cayo largo” junto a Humphrey Bogart, del que no sabes si lo que luce en la cintura es una sutil abertura o un adornado cinturón…