La gran noche del cine

Mentiría, y mucho, si dijera que cuando era pequeña me quedaba a ver la gala de los Oscar de principio a final…

Fundamentalmente debido a que mi madre soltaba una pequeña, pero sonora, carcajada cuando me atrevía a preguntarle si me dejaba quedarme hasta altas horas de la madrugada cuando al día siguiente había colegio.

Total, que todo ello desembocaba en que al día siguiente nada más levantarme corría rauda y veloz a encender la radio y enterarme de todos los premiados. Pero a medida que pasaban los años la obsesión por la gran noche del cine desembocó también en la gran noche de la alfombra roja.

¿Quién había sido la mejor vestida? ¿Qué diseñador firmaría el maravilloso vestido? He aquí una pequeña lista de los vestidos que no se borrarán nunca de mi mente:

130222_charlizetheron

Charlize Theron de Tom Ford para Gucci (2004)

Atelier Versace

Penélope Cruz de Versace (2007)

gwen2boscars

Gwyneth Paltrow de Calvin Klein (2011)

Os-mais-fabulosos-vestidos-do-Oscar-2010-diretamente-de-Los-Angeles-Diane-Kruger-Domínio-da-Moda

Diane Kruger de Chanel (2010)

oscars arrivals 13 240208

Marion Cotillard de Jean Paul Gaultier (2008)

penelope2-z

Penélope Cruz de Pierre Balmain (2010)

gisele-2005

Gisele Bündchen de Christian Dior, (2005)

83rd Annual Academy Awards - Arrivals

Natalie Portman de Marchesa (2011)

emma-stone-oscar-2012-lgn

Emma Stone de Giambattista Valli Haute Couture (2012)

Oscars-2007-kate-winslet-645810_391_600

Kate Winslet de Valentino (2007)

J239480-gwyneth-paltrow-oscars-2012

Gwyneth Paltrow de Tom Ford (2012)

Anne-Hathaway-in-Marchesa-red-dress-2008 oscars

Anne Hathaway de Marchesa (2008)

Anuncios

La gran noche

No necesita presentación. Blanco, radiante y firmado por Tom Ford, Gwyneth Paltrow pisó la alfombra roja con el mejor vestido de la noche.

Emma Stone hizo gala de su habitual buen gusto y apareció con un brillante Giambattista Valli rojo, que recordaba ligeramente al Balenciaga que lució Nicole Kidman en la gala del 2007.

El lazo que une a Rooney Mara con Givenchy volvió a resultar eficaz, con este Haute Couture con el que apareció simplemente perfecta.

Jessica Chastain apostó por la sencillez y el valor seguro de un recto Alexander Mcqueen.

Penélope Cruz volvió a su estilo clásico, sin resultar del todo brillante, y apostó por Armani Privé, complementándolo con un peinado al estilo Grace Kelly.

Natalie Portman se reconcilió con la casa francesa y lució un magnifico vintage de Christian Dior.

Rose Byrne lució un (asombrosamente) recatado Vivienne Westwood,  el resultado perfecto entre la sencillez y la elegancia.